La cesta de la compra en diciembre

Cardo

Podemos encontrar cardo fresco desde otoño a principios de primavera. Tiene una composición muy parecida a la alcachofa, por lo que destaca su contenido en agua, seguido por el de hidratos de carbono, en su mayoría inulina (lo que lo hacen adecuado para personas diabéticas). Es muy rico en calcio, magnesio y hierro. Es ideal para incluir en dietas adelgazantes por su bajo aporte calórico. Es un alimento que aumenta la secreción de bilis y la hace más fluida, por lo que ayuda a descongestionar el hígado y a evitar la formación de cálculos biliares.

Mandarina

De la familia de los cítricos, la mandarina presenta una composición nutricional similar a la naranja pero los nutrientes se encuentran en menor proporción. Destaca su aporte de vitamina C y folatos, así como de carotenoides, como el betacaroteno (provitamina A), que le otorgan su color anaranjado y propiedades antioxidantes. En cuanto a minerales, destaca el potasio.

Mango

Es una fruta tropical cuyo valor calórico es bajo debido a su moderado aporte de hidratos de carbono. En su composición destacan los minerales, como el potasio o el magnesio. En cuanto a vitaminas destaca el betacaroteno y vitamina C, ambas antioxidantes. En menor medida, aporta vitaminas del grupo B, sobre todo folatos.

Col lombarda

Pertenece a la familia de las crucíferas y se encuentra en el mercado durante los meses de invierno. Es muy ligera, apenas aporta 25 calorías por cada 100 gramos, debido a su bajo contenido de hidratos de carbono. Destaca por su riqueza en antioxidantes (antocianinas -que le confieren el atractivo color morado a sus hojas-, betacaroteno, vitamina C, compuestos sulfurosos), y también en fibra, que le aporta propiedades laxantes.

Equipo Nutrición Advance Medical

Etiquetas: Consejos alimentación


Entradas relacionadas