Leche: otra opción para hidratarnos después del ejercicio

La leche desnatada es un alimento eficaz para suplir los líquidos perdidos por el cuerpo humano al realizar actividad física.

Miniatura

Al agua, bebidas isotónicas y similares se une la leche para proporcionarnos una correcta hidratación tras un esfuerzo físico.

Eso sí, hablamos de leche desnatada, ya que si fuese leche entera esto recargaría el sistema digestivo y haría más pesada la digestión durante o tras el esfuerzo físico. Según las conclusiones de un estudio, la leche rehidrata cuatro veces más rápido que el agua u otras bebidas.

Mientras que con agua o bebidas preparadas los deportistas tardaban cuatro horas en rehidratarse, con la leche desnatada tardaban sólamente una. Se piensa que lo que hace tan efectiva a la leche es su alto contenido en electrolitos (sodio, potasio y cloro), que proporciona una rápida recuperación de iones al organismo perdidos a través del sudor y retiene mayor cantidad de agua.

Esto abre otra opción más al mundo de la nutrición deportiva y las bebidas isotónicas, que pueden seguir por esta vía para investigar productos que proporcionen una mejor hidratación a los deportistas.

Yo, personalmente, me sigo quedando con el agua para hidratarme durante la práctica, me resulta más fácil y gustosa de digerir. Ya después del ejercicio si he probado con leche, bebidas isotónicas y demás y parece que todas van bien, aunque con esto ya se sabe, es cuestión de que cada uno pruebe qué le viene mejor.

Imagen | Tambako The Jaguar

Etiquetas: Consejos alimentación


Entradas relacionadas