Huesos y ejercicio

El esqueleto es nuestro sistema de soporte, es el que nos proporciona la capacidad para ir erguidos y a su vez para movernos.

Los huesos son los elementos que constituyen el esqueleto que van evolucionando a lo largo de nuestra vida. Cuando somos niños, en época de crecimiento, los huesos están aún en fase "débil" y deben seguir madurando. A medida que crecemos, adquieren una mayor fortaleza. Es a partir de cierta edad, y sobre todo en las mujeres  en la época de la menopausia que existe lo que se denomina "desmineralización" y con ello una mayor facilidad a fracturas y lesiones óseas.

¿Cómo ayuda el ejercicio a que los huesos se mantengan fuertes?

El hueso no es más que el depósito de minerales, básicamente calcio. Cuanto más mineralizado este el hueso mayor densidad ósea y mayor resistencia y dureza. El ejercicio actúa,

Etiquetas: Buenos hábitos


Entradas relacionadas