Análisis de sangre en niños, ¿cuándo pueden ser necesarios?

La analítica de sangre es una prueba invasiva y ligeramente dolorosa que permite analizar los principales componentes de la sangre.

Miniatura

Los análisis de sangre son una prueba que causa ansiedad en los niños y padres.

¿Qué información se obtiene de un análisis de sangre?

Se pueden estudiar las células sanguíneas para conocer si hay anemia, exceso deo carencia de plaquetas o signos de infección grave

¿Cuándo y cómo hacer un análisis de sangre?

Excepto en los servicios de urgencias, las analíticas se suelen realizar en ayunas (aunque no siempre es necesario). En los niños sólo se indican analíticas en ayunas en casos muy concretos, ya que los bebés toleran muy mal no comer durante más de 12 horas. Si nuestro hijo tiene programada una analítica, conviene conocer si el ayuno es necesario o no.

No existe ninguna recomendación para realizar analíticas de rutina o “preventivas” a los niños dentro del programa del niño sano. Es decir, en niños sanos no está indicada la realización de analíticas para comprobar su estado de salud.

Cuándo no es necesario solicitar una analítica

Para el pediatra, una analítica no resultará necesaria si:

  • La información que va a aportar no cambiará la forma de tratar al pequeño.
  • La infección no tiene signos de gravedad.
  • El niño responde bien al tratamiento prescrito.
  • Las molestias y el daño que supone no compensa los beneficios de realizar la analítica.

Dra. Esther Martínez García - Especialista en Pediatría - Médico colaborador de Advance Medical


Entradas relacionadas