Cómo aliviar las hemorroides en el embarazo

Las hemorroides son una dilatación de las vena del ano y pueden producirse como consecuencia del estreñimiento o por la presión que ejerce el feto. A veces sólo se trata de un simple picor, pero pueden llegar a sangrar y ser dolorosas. Aunque se acentúan en los últimos meses del embarazo, también suelen desaparecer tras el parto.

Para prevenirlas, lo mejor es evitar el estreñimiento (dieta rica en fibra, beber abundante agua y mantenerse activa) pero si ya tienes picor o dolor es eficaz:

- Tomar baños de asiento con agua templada varias veces al día para reducir la hinchazón.

- Limpiarse la zona con agua en lugar de papel higiénico cada vez que vayas al baño.

- Evitar comidas picantes, tabaco, café, alcohol, etc. pues son irritantes.

- Evitar pasar demasiado tiempo sentadas, procurar moverse y mantenerse activas. Caminar es un buen ejercicio.

- Realiza ejercicios de Kegel cada día, ya que aumentan la circulación en la zona recta y fortalecen los músculos alrededor del ano, lo que reduce la posibilidad de que salgan hemorroides.

- El médico puede recomendarte un calmante de aplicación local. Consúltale.

Equipo Médico Advance Medical

Etiquetas: Consejos salud femenina


Entradas relacionadas