Los dispositivos intrauterinos o DIUs se utilizan hoy en día en diversas situaciones. Son pequeños objetos formados por material de plástico, metal (sobre todo cobre) y un pequeño hilo que sirve de guía. Fundamentalmente tienen forma de T, constan de una rama vertical y otras 2 ramas horizontales, mientras que otros adoptan una forma de ancla. Otro tipo de DIU es el hormonal, el cual en su rama vertical incorpora un pequeño dispositivo hormonal (gestágeno).

Cómo actúan

Los mecanismos de acción de los DIUs son diferentes. Los de metal dificultan el paso de los espermatozoides a través de la cavidad uterina, impiden que lleguen a las trompas, de forma que evitan que se produzca la fecundación. Son, por tanto, métodos anticonceptivos mecánicos. Por otro lado, el DIU hormonal, Mirena®, se utiliza para la anticoncepción (prevención del embarazo) y la menorragia idiopática (hemorragia menstrual excesiva).

Por lo general, el DIU se debe colocar durante la regla, ya que en esta fase el cuello está más abierto y se puede descartar la presencia de un embarazo.

La duración del DIU es de aproximadamente de cinco años, pero se puede retirar en el momento en que la mujer lo desee. Está indicado sobre todo en mujeres que han tenido al menos un hijo.

Algunos detalles

  • Su eficacia es del 98%. El DIU hormonal tiene algo más de eficacia.
  • Una vez que se ha colocado es necesario realizar una ecografía vaginal para comprobar que está en su lugar, es decir, por lo menos a unos 2 cm del fondo uterino. A su vez, cuando ha tenido lugar la primera menstruación desde su colocación hay que repetir la ecografía y confirmar que el DIU no se ha motivo del fondo uterino.
  • El DIU de cobre puede provocar un aumento del sangrado y del dolor menstrual, sin embargo con el DIU hormonal sucede lo contrario: está indicado en caso de mujeres con reglas muy abundantes, ya que puede llegar incluso a desaparecer el sangrado en algún momento.
  • Si se desea tener un hijo es suficiente con retirarlo tirando de los hilos que sirven de guía.

Dra. Isabel Giménez Blasco - Especialista en Ginecología y Obstetricia - Médico colaborador de Advance Medical

Etiquetas: Anticoncepción


Entradas relacionadas