Este verano, al agua con tu bebé

Una forma sana y divertida de ejercitarte este verano (y también durante el resto del año) consiste en compartir con tu bebé un rato en la piscina. Lo mejor es acudir a un centro que realice cursos para bebés, ya que tanto la piscina como el personal estarán preparados para ofrecer las condiciones y el apoyo pedagógico indispensables. Es un rato en el que los dos disfrutaréis y tú, sin notarlo, estarás haciendo algo de ejercicio.

Los beneficios que tiene esta actividad para el bebé son muchos:

  • Favorece su desarrollo psicomotriz (coordinación de movimientos, lateralidad, sincronización...) y psicológico.
  • Proporciona una estrecha relación con los padres al favorecer el contacto físico.
  • Estimula el instinto de prudencia y supervivencia.
  • Activa la circulación sanguínea.
  • Favorece la relajación debido al esfuerzo muscular realizado, lo que contribuye a que duerman mejor.

Equipo Médico Advance Medical

Etiquetas: Consejos salud femenina


Entradas relacionadas