Las mejores terapias naturales para el verano

El verano es la época del año en la que es más fácil adquirir buenos hábitos de vida. Las altas temperaturas invitan a comer ligero, mantenerse más hidratado y practicar deporte al aire libre.

Miniatura

En verano también disponemos de más tiempo para dedicarnos a nosotros mismos y cuidarnos. Os proponemos cinco  terapias naturales:

Depura tu organismo consumiendo frutas y verduras

El verano es una excelente oportunidad para disminuir la ingesta de alimentos calóricos y grasosos. Apuesta por frutas y verduras de temporada con alto contenido de fibra, minerales y antioxidantes. Algunos ejemplos son: melón, sandía, berenjenas o zanahorias.

Ducha de agua fría con exfoliación

Una ducha de agua fría nos refrescará los días más calurosos. Podemos aprovechar este momento para hacernos una exfoliación corporal con guante de crin: limpiar en profundidad y eliminar las células muertas con el objetivo de favorecer la regeneración celular y estimular la microcirculación.

Mascarillas naturales para el pelo

El sol, el agua del mar o el cloro de la piscina pueden dañar el cabello. Por este motivo, os proponemos aplicar quincenalmente una mascarilla natural hecha con ingredientes que no pueden faltar en casa: tres cucharadas de aceite de oliva y dos huevos. Mezcla los ingredientes y aplícala de la raíz a la puntas durante 20 minutos.

Masajes relajantes

El verano es para descansar y una buena opción es regalarse un masaje. Los beneficios son múltiples: activación de la circulación sanguínea, drenaje linfático, estimulación de la renovación celular y tonificación de la piel, entre otros.

Uñas, las grandes olvidadas

Mediante mezclas de aceites (lavanda, almendras, con vitaminas…) se puede conseguir más fuerza para nuestras manos y uñas masajeándolas con esta preparación. También un bastoncillo con aceite de olivo puede definir la curva de las uñas, eligiendo la forma que deseemos.

Etiquetas: vive el momento


Entradas relacionadas