Niños activos, niños saludables

La actividad física es fundamental para mantener un buen estado de salud a lo largo de toda nuestra vida. Su práctica regular es especialmente importante en la infancia, porque permite un desarrollo corporal más adecuado y a la vez ayuda a prevenir enfermedades asociadas con la falta de ejercicio como el sobrepeso y la obesidad. En este artículo te contamos por qué es importante practicar actividad física entre los 6 y los 12 años.

Si bien entre los 6 hasta los 12 años ocurren importantes cambios, hay dos características que no se modifican: que son niños y que necesitan moverse para estar saludables. Este último punto es muy importante si consideramos que algunos trastornos de la salud están directamente asociados a la falta de movimiento, provocada en parte porque antes los más pequeños destinaban una buena parte del tiempo a actividades dinámicas al aire libre y ahora dedican muchas horas a actividades mucho más sedentarias, como mirar la televisión, jugar en la consola o chatear con sus amigos a través del ordenador.

Etiquetas: Hábitos saludables del niño


Entradas relacionadas