¿Por qué no suelen funcionar las dietas para perder peso?

Las famosas dietas milagro suelen funcionar a corto plazo, pero normalmente fracasan. Hay muchas razones para comprender

Miniatura

Es la pregunta del millón para las personas que se esfuerzan en perder peso pero que difícilmente lo consiguen o si lo hacen al cabo del tiempo vuelven a recuperarlo. El fracaso de una dieta suele deberse a que fallan varios de los elementos clave que deben de componer una dieta:

  • Generalización: no puede haber una dieta para todas las personas, cada cual tiene sus características y gustos. La dieta que le funcionó a tu vecino puede que a ti no te vaya bien porque no se adapta a tus características
  • Objetivos mal planteados: una dieta es una carrera de fondo, lo aconsejable es perder medio kilo a la semana, todas aquellas que establezcan perder 7-10 kilos al mes pueden hacer que comience a haber deficiencias nutricionales con lo que esto conlleva: fatiga, malestar, insomnio…haciendo que se abandone la dieta o sea difícil seguirla
  • Se olvidan los hábitos y conductas alimentarias: es muy típico de una dieta describir los alimentos que tienes que comer, pero en ocasiones lo realmente importante es establecer unos hábitos adecuados: horarios, evitar picar entre comidas, no cenar muy tarde, evitar las salsas.
  • Poca continuidad: es muy típico abandonar una dieta en cuanto se pierden esos 3-4 kilos de más. En ocasiones este peso perdido o parte de él se corresponde a agua, con lo que fácilmente se recupera. Lo realmente importante en una dieta es ser continuo y establecer unos hábitos alimentarios que duren siempre y que te hagan mantener el peso perdido.
  • No se acompaña de ejercicio: una dieta de pérdida de peso no puede considerarse como tal si no se acompaña de un programa de ejercicio adecuado. El restringir el aporte calórico es tan importante como el aumentar su consumo, el equilibro entre alimentos y ejercicio es una de las claves de una buena dieta de adelgazamiento.

En general y resumiendo una dieta debe de plantearse a largo plazo, con lo que el componente psicológico es muy importante. No se debe de limitar sólo a la atención de alimentos y comidas, la reeducación nutricional y establecimiento de hábitos es igualmente importante. Y por último no olvidar el ejercicio, el compañero inseparable de una dieta de adelgazamiento.

Imagen | Michael Fludkov

Etiquetas: Nutrición Perder peso


Entradas relacionadas