Recuperar la figura tras el parto

Es posible que tras el parto te quedes con algún kilo de más, la tripa algo más flácida y las caderas algo ensanchadas. Sin embargo, es posible recuperar la figura y conseguir que tu abdomen vuelva a estar firme y terso. Para conseguirlo, deberás ir poco a poco y tener paciencia, ya que el cuerpo ha sufrido muchos cambios en un periodo de tiempo corto y le costará recuperarse.

- Los primeros que debes ejercitar son los músculos de la zona pélvica. Para ello, recuerda que los mejores son los ejercicios de Kegel, que consisten en contraer el músculo pubocoxígeo, y que ayudan a evitar la incontinencia urinaria tras el parto y mejorar las relaciones sexuales.

- Para la recuperación del abdomen deberás trabajar los músculos rectos, ejercitando los famosos abdominales. Estos ejercicios podrás realizarlos a partir de los seis meses del parto, no antes, ya que primero tiene que estar bien recuperado el tono de la musculatura perineal o suelo pélvico.

¿Cómo ejercitar los abdominales?

Estos ejercicios los puedes realizar tumbada en el suelo, boca arriba, con las rodillas flexionadas, pies separados a la anchura de las caderas, la región lumbar apoyada en el suelo y las manos acunadas detrás de la cabeza. A partir de aquí, se inicia el ejercicio: eleva lentamente, y hasta donde puedas, los hombros y la caja torácica, manteniendo la zona lumbar apoyada en el suelo y el abdomen tan plano como te sea posible. Luego vuelve a la posición inicial. Empieza con unas 6 u 8 repeticiones y conforme vaya mejorando tu condición física aumenta el número de repeticiones.

Como complemento a los ejercicios puedes aplicarte una crema reafirmante que ayude a recuperar la tersura de la piel de esta zona y a mantenerla bien hidratada.

Dra. Isabel Giménez Blasco - Especialista en Ginecología y Obstetricia - Médico colaborador de Advance Medical

Etiquetas: Embarazo y parto


Entradas relacionadas